Blog

¿Tienes dudas?, ¿necesitas más información? ¡Pregúntanos!

Capta registros para tus campañas de Email Marketing. Un caso práctico

En el mundo del email marketing, y por supuesto en la sesión que impartimos en el Curso de Experto en Community Manager de la Cámara de Comercio de Sevilla, hacemos especial énfasis a la importancia de la calidad de la base de datos de contactos con los que nos comunicaremos por este efectivo canal de comunicación, es decir, saber realizar un buen “Permission Marketing” (pedirle permiso al usuario para comunicarnos con él).

Además de cuidar y gestionar bien esa base de datos, realizando envíos efectivos,  atractivos y personalizados al usuario, es muy importante el cómo generaremos esa base de datos. Nada de alquilar o comprar bases de datos, donde tendremos usuarios a los que probablemente no les interesen nuestras comunicaciones, ya que lo que probablemente conseguiremos es crear una mala imagen de nuestra marca y por ende de nuestros servicios y/o productos, ya que los usuarios considerarán que estamos realizando SPAM (justo lo que tenemos que evitar realizar una buen “Permission Marketing”). Pues bien, clave es entonces conseguir nuestros propios registros, clientes o usuarios que están interesados en recibir nuestras comunicaciones y que, lo más importante, nos han dado su permiso expreso para ello. Todo lo contrario, además de poco efectivo, es ilegal según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información.

A partir de aquí se abre un mundo de posibilidades y métodos (y creatividad) para captar nuestros propios registros: microsites promocionales, cajas de suscripción a nuestro boletín bien visibles en nuestra web, registros al realizar compras en nuestra tienda on-line (advirtiendo al usuario de que recibirá información)… y por supuesto métodos de captación off-line con códigos QR. Y es justo lo que quiero mostrar en este post, un ejemplo de ello que hace unos días Cámara de Comercio de Sevilla llevó a cabo en un evento en la Universidad Pablo de la Olavide, y que me comentó Ricardo Pabón.

Código QR

Realizaron un cartel con un claim de inscripción a un sorteo de una beca para uno de sus programas Master junto a un iPad, y un código QR que invitaba a ser capturado con el teléfono móvil (con la correspondiente aplicación para ello). Estos carteles fueron ubicados cercanos al lugar donde se realizó el evento y en el stand correspondiente (donde también había un iPad para que los usuarios pudieran rellenar directamente el formulario), buscando un público interesado en ello. Al captar el Código QR, éste nos llevaba a una página realizada para tal acción, para inscribirse al sorteo, y claro, además de ello, recoger de forma correcta los datos de los participantes para poder recibir información de Cámara de Comercio de Sevilla.

Ubicación de carteles de la campaña

Pero la cosa no queda aquí. Porque además de recoger los datos necesarios, permite seleccionar nuestro tema de interés, de forma que posteriormente podrán segmentar el envío de información, acercando aún más la comunicación a los intereses del usuario, lo que hará que el envío sea mucho más efectivo (de nada sirve matar moscas a cañonazos). Y por supuesto cumpliendo con los correspondientes avisos legales (aspectos que no hay que descuidar, sobre en cuanto a materia de protección de datos).

Es posible mejorar algunos aspectos, ya para nota:

- Aunque la cantidad de datos que se pide en el formulario nos ayuda a segmentar y conocer mejor al usuario, puede echar para atrás, sobre todo sin son obligatorios. Se puede optar por marcar como obligatorios los campos esenciales, y el resto dejarlos libres (incentivando con algún método a que los complete).

- La página de aterrizaje a la que nos lleva el Código QR, debería estar mejor optimizada para móviles, más teniendo en cuenta que se accederá desde este tipo de dispositivos. Más fácil para el usuario, conseguiremos mejores resultados.

Página de aterrizaje

- No redirigir nunca directamente a la página de aterrizaje en el Código QR. Usad una página intermedia (sobre todo si a esa página se accede mediante otros métodos que no sean códigos QR) por dos razones principalmente:

1. Si queremos cambiar la web de destino, tendremos que hacer otro código QR. Podemos evitar esto utilizando páginas intermedias redirigiendo a la de destino, que nos permita poder cambiar dicho destino si es necesario o usando un acortador que nos permita cambiar la URL asociada (por ejemplo, http://tiny.cc).

2. Podremos obtener estadísticas específicas de uso del código QR desde el acortador o URL específica (aunque, con Google Analytics, siempre podremos conocer los acceso por tipo de terminal).

¿Habrá tenido éxito la campaña? No lo sabemos, pero desde luego, bien diseñada está, y es un buen ejemplo de captación de registros para tener una lista de usuarios de calidad.

Recursos: programa de generación y software para captura de Códigos QR.

About the Author

Francisco Gil

Francisco GilResponsable de Desarrollo de Negocio y Estrategia On-line en Synergia Soluciones (desarrollo de servicios y soluciones tecnológicas enfocadas al marketing relacional, promocional y online). Colaborador en el evento The Monday Reading Club. http://twitter.com/ingenioView all posts by Francisco Gil →

  1. Ricardo PabónRicardo Pabón03-03-2012

    Gracias Francisco! La campaña es fruto de las sinergias entre todos los departamentos de Cámara Sevilla DAF y las ganas de querer ofrecer una imagen renovada y canales de comunicación actuales.

    Seguimos ;) @RicardoPabon

Leave a Reply