Blog

¿Tienes dudas?, ¿necesitas más información? ¡Pregúntanos!

¿Debo proponer a mis clientes el uso de Snapchat o Periscope aunque no las conozcan?

Periscope

No para todos los clientes son útiles todas las redes sociales. Es algo que hemos leído en multitud de ocasiones. No siempre la empresa es afín a ciertos canales, o el sector no tiene demasiada repercusión en una u otra plataforma. También ocurre con los recursos disponibles, y es que unas redes necesitan menos recursos que otras para mantenerse actualizadas a diario.

Hacía ya algún tiempo que ninguna red social irrumpía con fuerza desde la llegada de Instagram o Pinterest. Pero lo cierto es que desde hace unos meses, Snapchat y Periscope han subido como la espuma y se han colado en todas las conversaciones en las que se hable sobre social media.

Nosotros, que estamos en continuo contacto con todas las novedades diarias sobre las tendencias en redes sociales, el valor que tiene cada una para las empresas y sus utilidades o casos de éxito inspiradores, no tenemos una visión lo suficientemente objetiva como para palpar el pulso real de su uso en la calle: entre los que no están tan en contacto con las redes, entre los empresarios que desconocen muchas de ellas, o entre los que ni siquiera tienen interés. Por este motivo se hace obligatorio investigar de forma constante, hacer un trabajo de campo en el que observemos el uso real de las herramientas. No hay mejor forma de hacerlo que entrar en ellas, ver quiénes las usan y cómo lo hacen. Y también usarlas, manejarlas con soltura, relacionarnos y adentrarnos en su cultura.

Los criterios para decidir

Solo en este nivel seremos capaces de decir con criterio si, por ejemplo, Snapchat o Periscope son útiles para nuestro cliente. Aunque debemos pasar una serie de barreras:

  1. Liberar de prejuicios a nuestro propio cliente, mostrarle cuál es el camino. En definitiva, una tarea de adoctrinamiento que se hace casi indispensable en nuestro trabajo.
  2. Saber si realmente será útil para la comunicación y el marketing con el público objetivo de nuestros clientes.
  3. Ser conscientes de los recursos disponibles para empezar el camino con una nueva plataforma.

Para Snapchat necesitamos frescura e inmediatez. Tenemos que saber que nuestro cliente está muy implicado con la marca, ya que se trata de eso: marca, marca y más marca. Hablamos con soltura de engagement, pero ¿existe ese engagement entre nosotros y el cliente? Es fundamental que podamos confiar en que se trata de personas dispuestas a hacer lo que le indicamos, y que prueban y se aventuran. Snapchat es el momento, es comunicar con descaro y con viveza.

Para Periscope, contenido. Ya sea en forma de eventos o hechos noticiosos que podamos transmitir en streaming, o algo que podamos mostrar con el interés suficiente como para que el público se conecte e interactúe con nosotros, y hacerlo de forma más o menos habitual.

About the Author

Álvaro Olmo

Álvaro OlmoPeriodismo, comunicación digital, redacción creativa. @alvaroolmoView all posts by Álvaro Olmo →

Leave a Reply