Blog

¿Tienes dudas?, ¿necesitas más información? ¡Pregúntanos!

Ecommerce, una realidad

Las cosas han cambiado mucho en todos los sentidos con el advenimiento de la cultura de internet. Las Redes Sociales no sólo han supuesto una tremenda revolución en la forma de comunicarnos, sino que han traído cambios aledaños en otros aspectos de lo digital.

Uno de los cambios más brutales ha sido la forma de hacer negocio, y con ello, la presencia en internet del comercio. Hace unos años la única forma de comercio eran los negocios tradicionales físicos, y, en casos muy extraños, los que te ofrecían la compra por catálogo, puesto que esta opción conllevaba muchos gastos de logística.

Pero, afortunadamente, hoy la cosa es totalmente distinta. Ahora es mucho más fácil comprar vía internet que hacerlo en los establecimientos tradicionales. Ésto es algo lógico, ya que el ecommerce es la adaptación del comercio a los nuevos tiempos y a los nuevos medios, supone la evolución del comercio unopuntocero a una nueva y distinta realidad. Los clientes han visto que tienen más ventajas si, en lugar de comprar en la frutería de su barrio, compran en el gran supermercado que es internet. No obstante, aún está en fase temprana, estamos dando los primeros pasos.

Aunque se trata de una forma relativamente nueva de comercio, los datos que se manejan  muestran que este nuevo modelo goza de una gran aceptación por parte del gran público y que va a más: en el año 2011 el comercio electrónico experimentó un crecimiento del 30% respecto al año anterior.

El ecommerce ofrece ventajas para todas las partes implicadas en las transacciones comerciales, ya sean clientes o vendedores.

El comprador puede acceder a un catálogo mucho mayor y más variado, sin la restricción de los horarios, ya que, al ser negocios virtuales, las tiendas están abiertas 24 horas al día. Tampoco tiene la limitación del desplazamiento, ya que puede recibir cómodamente el producto en su domicilio.

ecommerce

Fuente:www.muypymes.com

Con frecuencia, podemos encontrar artículos a menor precio, puesto que, al ser global, entra en juego la ley de la competencia: para ser competitivos, ofrecer mejores condiciones.

Por otra parte, las empresas también han encontrado en el ecommerce un aliado perfecto para optimizar su negocio: una de las mejoras que las empresas encuentran frente al comercio tradicional es el acceso a clientes potenciales que antes no podían imaginar. Además, otro beneficio para las compañías que venden sus productos en internet es el ahorro considerable en personal que supone.

Un punto a tener en cuenta es la necesidad de desarrollar una infraestructura que contemple la adecuada atención al cliente, el sistema de pagos y de envíos, y, sobretodo, el ofrecer al cliente siempre una información que le permita confiar a la hora de realizar la compra, permitiendo en cualquier momento del proceso la cancelación de la misma.

Es aquí donde las empresas fracasan: sin esta necesaria infraestructura, el cliente no siente la confianza necesaria de que la transacción será segura, por lo que es necesario reforzarla.

Otro fallo es creer que el simple hecho de abrir una tienda online hará magia. No cometamos ese error: todo necesita su tiempo. Además, es necesario asegurarse de que nuestro sitio es funcional y está perfectamente conectado con las Redes Sociales.

¿Se os ocurren otras ventajas o beneficios del ecommerce?

Leave a Reply