La sobrecualificación del Community Manager


El tema de la formación del Community Manager, es decir, qué debe saber y qué no, es un tema que se ha abordado de muchas y muy diversas maneras en publicaciones de muy distinto tipo y color, aunque en todas ellas se llega al mismo punto: el Community Manager, cuanto más sepa, mejor, y cuántas más tareas sea capaz de desarrollar, mejor.

Es curioso que, al contrario de lo que ocurre en otras profesiones, el Community Manager nunca está sobrecualificado.

Recuerdo una entrevista a la que fui para una oferta de administrativo en una academia de apoyo escolar. El sueldo no era para tirar cohetes, pero en aquél momento, satisfacía mis necesidades. Cuando el director de la academia me entrevistó me dijo que le había encantado mi currículum y que, viéndome en persona y hablando conmigo, estaba seguro de que yo era la persona perfecta para cubrir el puesto, pero que no iba a contratarme porque estaba demasiado cualificada para ese trabajo.

La sobrecualificación en casi todos los ámbitos laborales es causa de la no contratación, pero, esto no es así cuando hablamos de las diferentes profesiones dospuntocero, de hecho, el problema es el contrario, la falta de cualificación: con mucha frecuencia encontramos al mando del timón del barco a grumetes, y no a capitanes.

No quiero pecar de elitista, nada más lejos de mi intención, pero, creo que alguien que no está preparado para realizar un trabajo, no debe hacerlo: de igual modo que no me gustaría que me operase un banquero, no me gustaría que mi imagen demarca estuviese en manos de alguien que no sabe cómo gestionarla.

communitymanager
Fuente: lahuelladigital.blogspot.com

Estos dos extremos existen en el mundo dospuntocero, pero, ¿cómo juzgamos si un profesional está sobrecualificado? Todo depende de la óptica con la que queramos verlo. Según creo, un profesional nunca puede estar sobrecualificado, puesto que, tal y como decían mis profesores, nunca se sabe demasiado, siempre hay alguien que sabe más que tú y que puede hacer tu trabajo mejor. Obviamente, si postulamos a un puesto de limpiador con una carrera universitaria, podrían descartarnos por tener demasiada preparación para ejercer ese puesto, no tendría sentido porque todos necesitamos trabajar, pero podrían hacerlo. Sin embargo, cuando postulas a un trabajo dospuntocero la cosa cambia.

A un profesional de estas características se le presupone, al menos, formación universitaria, a la que además, para hacerlo óptimo para el desarrollo de este trabajo, debe estar acompañada de otro tipo de conocimientos y habilidades.

El Community Manager no sólo debe tener capacidades sociales y comunicativas, sino que además, debe ser capaz y tener la iniciativa de formarse continuamente, de hecho, está mal visto que no sea así. Debe dominar o, al menos, tener nociones de otras muchas disciplinas ajenas a su campo, de hecho, si no es así, se considera que tiene carencias.

¿Vosotros pensais que el Community Manager puede estar sobrecualificado, o ese es un término que no existe para este profesional?

 


2 respuestas a “La sobrecualificación del Community Manager”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.